Huellas

Huellas es uno de los blogs de La Línea Amarilla. Escrito por Carmen G. Aragón (Jean Murdock).

Me nacieron en Reus y me llamaron Carmen —yo me agencié el Jean Murdock—. Estudié Filología Inglesa y me posgradué en Técnicas Editoriales, que suena a hacer libros con palillos, y sí. Me centrifugo en el mundo editorial, donde traduzco, adapto, corrijo, escribo y leo prácticamente de todo. También traduzco para el vertiginoso mundo del entretenimiento en línea. Soy una mujer de principios: no acabo nada. Y nunca hablo en serio, salvo cuando bromeo.

Aquí lo cuento todo. Bueno, casi todo, porque tomarse en serio es tan ridículo como tomarse en serie, y porque hay que poner el punto en algún sitio.

Suelto «afuerismos» en Twitter más a menudo de lo que actualizo mi blog.

Escribo mis Huellas* en la revista cultural La Línea Amarilla, colaboro en la también cultural Lletraferit, e invento cientos de palabras para Una imagen. Cien palabras.

Y ahora formamos un tándem con Germán Gulllón y nos salen afuerismos ilustrados para La Línea Amarilla.

Literatura del recto proceder

0
Jean Murdock / @jeanmurdock Tornó otra vez a probar ventura, y sucedióle tan bien, que sin más ruido ni alboroto que el pasado se halló...

Correspondencia

0
Correspondencia
Hay toda clase de correspondencia. La más íntima es la oración, la lectura y la escritura, entre la que descuellan cartas y diarios. Esto...

La eternidad es una cosa muy larga pero muy corriente

0
Una mañana de verano escribí lo que sigue. En algún lugar de alguna parte sigo escribiéndolo. A cierta altura de su relato, Susan Burton dice...

La huella de Rengetsu

0
Rengetsu
Jean Murdock / @jeanmurdock_ El Monestir de Pedralbes de Barcelona ofrece una exquisita exposición sobre Õtagaki Rengetsu, monja budista poeta, pintora, ceramista y calígrafa del...

La huella de las narices

0
La huella de las narices
Jean Murdock / @jeanmurdock_ A los quince años perdí la nariz en un accidente de tráfico. Fue como Mi novia se llamaba Ramón pero con...

Locura

0
Locura es creer que uno está cuerdo. Es sublime sensatez pese a que la mayoría, en esto, como en todo, prevalece, como dijo Dickinson –a quien su editor (qué...

Moscas

0
Las moscas
«Iban y venían, de una pared a otra, en silencio, como vuelan las moscas de otoño en las ventanas, cuando ya han pasado el...

It’s the blues

0
blues
Os regalamos, porque es un auténtico regalo, una nueva Huella de nuestra bloguera y afuerista preferida, Carmen Aragón, alias Jean Murdock. Un viaje sublime...

Yerro, luego existo

0
yerro
Yerro, luego existo. Yo quiero hacer del error lo que el kintsugi hace con la cerámica: aflorarlo. El error es inevitable. Vivo de traducir y...