Inverfest, abajo con la tiranía de los Cantajuegos

Inverfest

En su octava edición, el festival cultural de invierno de Madrid Inverfest ha apostado por ‘nuevos’ sonidos dirigidos al público infantil, alejados de Don Pepito y de Don José, o de la taza, la tetera, la cuchara y el cucharón. Por la categoría New Rockers han pasado ya grupos como Petit Pop y Chumi Chuma, que tienen ya unos cuantos años de recorrido y que juegan con ritmos de todo tipo, desde pop hasta indie, con letras que hablan tanto de WiFi como de poemas de Lorca y que mezclan lo musical con lo visual.

Gema L. Albendea / @GemaLAlbendea

Si lees las palabras taza, tetera, cuchara, cucharón poniéndole un ritmo muy determinado es seguro que has padecido la maldición de los Cantajuegos. La mayoría de los que tienen niños corriendo por los pasillos de su casa han escuchado una y mil veces las canciones tradicionales y las melodías escolares que nos trajeron aquellos muchachos con peto. Y, es justo reconocerlo, a muchos les ha salvado a veces de crisis y rabietas infantiles.

Pero hay vida más allá. Existen multitud de alternativas, más originales y creativas, que buscan tratar a los más pequeños como un público que también sabe valorar la buena música y, de paso, aprehender valores como la solidaridad, el cuidado del medio ambiente o lo importante que también es una buena rabieta de vez en cuando. Estas nuevas – y no tan nuevas – propuestas musicales están teniendo cabida en la octava edición de Inverfest, el festival cultural de invierno de Madrid.

Por su categoría New Rockers, dirigida a público infantil y juvenil, han pasado ya grupos como Petit Pop, Chumi Chuma y La Fantástica Banda. Y aún quedan las actuaciones de Isaac et Nora & Fetén Fetén (a la espera de nueva fecha tras el aplazamiento del día 30 de enero) , La Fantástica Banda, también a la espera de nueva fecha debido al Covid y Valeria Castro, el 6 de febrero, todos en el Teatro Circo Price de Madrid.

«Tiene que haber muchos tipos de música para niños, como los hay para los adultos. Hay canciones con las que van a aprender los colores y las partes del cuerpo y eso está bien. Cada canción tiene su momento y su función. Otras son más clásicas, o más emotivas…», valoran los miembros de Petit Pop.

Mar Álvarez, Lara González, Covadonga de Silva y Pedro Vigil fundaron la banda en 2010 desde su cuartel general asturiano, coincidiendo con la llegada de los niños a su vida. «El universo infantil era algo con lo que nos habíamos relacionado muy de pasada hasta que la gente de nuestra generación empezó a tener hijos. Supuso una buen forma de seguir haciendo lo que hacíamos, música, y conciliarlo con esta nueva faceta de la crianza y abrir al mismo tiempo una vía de comunicación con los peques basada en la complicidad y el humor».

De esta manera, comenzaron a hilar canciones con ritmos rockeros, punkarras, ska, folk, glam… «Los códigos musicales que utilizamos son los mismos que en la música adulta, y las letras basculan entre la ternura y el gamberrismo, siempre con el sentido del humor en el centro de todo», aseguran.

Nacidos de una necesidad

La Fantástica Banda también ha pasado recientemente por Inverfest, con su apuesta musical y visual en la que introducen las historias y poemas de autores actuales como Pedro Mañas, Mónica Rodríguez, Carmen Gil o Marga Tojo, entre otros. Su primer espectáculo, Casi un musical, se estrenó en 2010 en La Casa Encendida de Madrid y, desde entonces, su trabajo ha seguido creciendo.

«Queríamos llenar un hueco que estaba vacío por entonces: la música en directo para los más peques, ya que los menores de 18 años tenían prohibida la entrada en salas. Y queríamos que las familias pudieran asistir a un concierto de calidad, con músicos sobre el escenario en directo, que pudieran compartir su pasión por la música», explica uno de sus miembros, Alberto Matesanz.

Junto a él trabajan siete músicos más y un ilustrador, Ramón Redondo, que da imagen y color a sus espectáculos. «Nosotros decimos que no hacemos tanto música infantil sino música familiar, conciertos para toda la familia, donde la abuela, los tíos, los amigos, los primos, los padres y los peques disfruten al mismo tiempo. Por ello abarcamos una variedad de estilos que se sale de lo habitual en la canción infantil», apunta.

Y, según su experiencia, es un esfuerzo que se ve recompensado. «Muchos padres nos dan las gracias al final de los conciertos porque dicen que se lo han pasado muy bien y que no se lo esperaban. La idea es que nuestros espectáculos, dirigidos a priori a los peques, no sean un sacrificio para los padres».

Una tendencia al alza

Petit Pop o La Fantástica Banda no son casos aislados. Nos dejamos recomendar por ellos mismos. Desde La Fantástica Banda lo tienen claro: «Además de Petit Pop, seguimos de cerca a Yo soy Ratón, con Manu Rubio, que es un musicazo y se maneja muy bien con los niños y niñas en sus conciertos. Chumi Chuma es otra propuesta de calidad que trae buen humor y alegría. Y de fuera de España, nos gusta el chileno José Antonio Chicoria y su Marcha de los iguales distintos, o los Pim Pau, un grupo brasileño-argentino».

Mientras, los Petit Pop recomiendan a varias agrupaciones de su Asturias natal: «Nos encantan los libro-discos de Alicia Álvarez y los discos de Bestiariu que saca con su sello La fabriquina, donde grupos asturianos de lo más variado, desde Nacho Vegas a Lorena Álvarez pasando por Elle Belga o Skama la Rede, componen canciones para el público infantil en asturiano. Nos gusta esa mezcla de música adulta y temática infantil”.

Y junto a todos ellos también podemos sumar a Dubbi Kids, un proyecto teatral y musical de más de 15 años de historia puesto en marcha por Roberto Berrío y Gema Martín; La Chica Charcos & the Katiuskas Band, contadores de historias con mucho humor a ritmo de pop rock; o los cántabros Billy Boom Band, que enfundados en trajes y tutús de llamativos colores, experimentan con el indie mezclado con poemas de Lorca y con letras sobre megalodones, meteoritos y mujeres bala. Otra música para los más pequeños es posible.

*Más Kids: ‘El árbol rojo’, el poder de la metáfora¿Y si la pandemia lograra redefinir la educación? De Cuento, soñando despiertos

 

 

 

Dejar respuesta

Deja un comentario!
Por favor introduce tu nombre