‘Laberinto’: ese dejarse hacer

0
José Manuel Benítez
El ya veterano poeta (y cien cosas más) José Manuel Benítez Ariza (Cádiz, 1963) llega con su Laberinto a este otro pequeño laberinto de...

‘Los dioses destruidos’: una gran batalla de bolas de nieve

0
Lola Tórtola
La doctora y cirujana Lola Tórtola (Murcia, 1997) llega hasta La Plaza Invisible con Los dioses destruidos en la mano, un primer libro que...

‘Vivo en nombre de los caballos’: un cosmos de bolsillo

0
Antonio Mochón
El poeta andaluz (valga la redundancia…) Antonio Mochón (Armilla, Granada, 1980) llega a La Plaza Invisible con Vivo en nombre de los caballos, un...

‘La cicatriz y la huella’: cada poema que soy

0
Andrea Aguirre
Tras el paso de Eliana Dukelsky y Bruno Galindo, Andrea Aguirre (Buenos Aires, 1980) es la tercera bonaerense-madrileña que pasa y posa por La...

‘La piel de la naranja’: que el amor deje propina

0
Paula Bozalongo
Casi diez años después de ganar el Premio Hiperión de 2014 con su primer libro, el en general alegre Diciembre y nos besamos, la...

‘Perro fantasma’: darnos calor estos años

0
Espejo
No todos los caminos poéticos llegan hasta La Plaza Invisible, pero son muy numerosos y muy diversos los senderos secretos, o las vías frecuentes,...

’18 ciervas’: caer en lo que somos

0
Acquaroni
Tras conseguir con su anterior libro, La casa grande, el prestigioso premio de poesía de la Asociación de Librerías de Madrid, Rosana Acquaroni (Madrid,...

‘Kopno’: un abrir y cerrar de alas

0
Nemanja
Empeñados en demostrar que otra forma de reseñar poesía es posible, arrancamos el tercer año de La Plaza Invisible, y lo hacemos recibiendo por...

‘Educación de una cortesana’: la secreta nobleza

0
Ani Galván
La Plaza Invisible se abre hoy para recibir a Ani Galván (Murcia, 1992), que nos trae esa Educación de una cortesana (Ediciones Torremozas) con...

‘Libro mediterráneo de los muertos’: la estación de la noche

0
María Ángeles Pérez López
Tras merecer el Premio de la Crítica de 2022 por su Incendio mineral (en el que nos hacía saber, inolvidablemente, que «el fuego alguna...