‘Me vuelves Lorca’ cumple diez años apostando por la cultura como motor de cambio

Me vuelves Lorca

Si mezclamos la figura del poeta y dramaturgo granadino Federico García Lorca, las Alpujarras más desconocidas y la convicción de que la cultura es un derecho de toda la ciudadanía, viva donde viva, conseguimos un cóctel casi perfecto: el festival Me Vuelves Lorca. La que sueña, se arremanga y agita la mezcla es Anna Kemp (Bath, UK), gestora cultural afincada en España desde hace 30 años.

Kemp imagina dar un soplo de vida a una de las zonas de las Alpujarras granadinas que están perdiendo población, el pueblo de Laroles (Nevada), a través de un proyecto cultural colectivo: nada menos que construir un teatro piedra a piedra en una de las laderas del pueblo y organizar cada verano un festival de teatro, música y danza. Era 2013. Hoy, diez años más tarde y con la herida de una pandemia atravesada como una saeta, sigue en pie con una versión bonsai, el fin de semana del 4 al 6 de agosto.

Núria Ribas / @nuriaribasp

Me vuelves Lorca
Vista del teatro al aire libre construido por Me vuelves Lorca y los vecinos y vecinas de Laroles

«La cuestión es dejar de pensar en términos de ‘vamos a repoblar la España vaciada’. Mucho mejor hacer algo antes de que se vacíe, ¿no?», pregunta, retóricamente claro, Anna Kemp, creadora y directora del Festival Me Vuelves Lorca. «Este proyecto sale adelante porque consigue ilusionar a la gente de Laroles con una idea sencilla: llevar la cultura hasta el pueblo y atraer un turismo suave, sin estridencias».

Esta declaración de intenciones de Kemp se asienta en unas nociones muy claras de qué es tener derecho a la cultura y qué tipo de turismo como actividad económica queremos. Por turismo suave Kemp hace referencia a aquel que no implica hordas de autocares trastocando el estilo de vida del pueblo de Laroles.

Las y los laroleños, al principio un poco reticentes ante la disrupción de «una locura que ha acabado siendo una buena idea», no solo participaron activamente en la construcción del teatro que acoge el festival sino que, edición tras edición, se implican como voluntarios en multitud de tareas necesarias para llevarlo a buen término. También como espectadores fidelísimos a todos los espectáculos que Kemp ha conseguido llevar hasta este rincón de las Alpujarras.

Me vuelves Lorca
Construyendo el teatro al aire libre

Unos espectáculos de altísima calidad, con intérpretes reconocidos en sus disciplinas, y que recogen el espíritu de esa ‘Barraca’ de Lorca, cuando el intelectual granadino buscaba acercar la cultura a las zonas rurales. Una programación que se complementa con actividades paralelas como talleres, master class o encuentros. Siempre implicando a la población de Laroles y alrededores poniendo en valor, por ejemplo, la tradición oral de esas zonas rurales.

es una idea extraordinaria por su apabullante lógica: personas reunidas alrededor de un teatro construido con sus propias manos

El año 2020 fue duro. La pandemia que segó la vida de más de 120.000 personas solo en España también produjo un parón en multitud de sectores, entre ellos el cultural. Ese año, Kemp organizó un Me Vuelves Lorca online. Al año siguiente, una edición que llamó bonsai, de un fin de semana. En 2022 no pudo celebrarse.

Y este año, 2023, vuelve con toda la frescura de una idea extraordinaria por su apabullante lógica: personas reunidas alrededor de un teatro construido con sus propias manos para escuchar historias, para sentir, llorar, reír y compartir. A pesar de todo y contra todo.

Me vuelves Lorca
Fernando Egozcue Ensamble / Foto: Me vuelves Lorca

Edición Bonsai 2023: El suspiro de lo nuevo

Inspirada en un verso del poema lorquiano El presentimiento(…) no podemos arrancar un suspiro de lo viejo»], la edición de este año de Me Vuelves Lorca está concentrada en un solo fin de semana, del 4 al 6 de agosto. Pero su programación no puede ser más inspiradora.

El viernes 4 de agosto da el suspiro de salida la obra Sr. B: algunos desastres de la Guerra Civil, de Juanma Díez Diego, un montaje que obtuvo muy buenas críticas en su paso por el festival Surge en el escenario de Teatro del Barrio y que investiga sobre heridas abiertas que alargan su efecto hasta nuestros días. Teatro de la memoria en estado puro.

El sábado 5 es el turno de la música con uno de los músicos argentinos más elogiados: Fernando Egozcue, que vuelve a Laroles acompañado de su ensamble de extraordinarios músicos para fusionar como nadie el jazz contemporáneo y el nuevo tango.

El domingo 6 la protagonista será la joven compañía de teatro Leamõk y su adaptación libre del Lazarillo de Tormes: Lázaro. La contemporaneidad de esta versión no se la otorga solo la inclusión de géneros musicales como el rap o el hip hop, sino una profunda reflexión sobre quiénes son los amos del siglo XXI por los que van pasando los lázaros del mundo.

Y cierra el festival, como cada edición, unos grandes de la improvisación: Jamming. Habituales de los escenarios europeos, Jamming es la única compañía de teatro de improvisación que encontramos en la programación de festivales tan prestigiosos como el de Teatro Clásico de Almagro. Por algo será.

* Programación Me Vuelves Lorca 2023

Me vuelves Lorca
Jamming /Foto: Me vuelves Lorca

 

*Para ampliar horizontes: It’s the blues o el cante jondo de Lorca

 

 

Dejar respuesta

Deja un comentario!
Por favor introduce tu nombre